lunes, 4 de noviembre de 2013

ACERCA DE LA FIESTA NACIONAL.


   

Por Alba Cruz Balongo
(Alumna de 2º de Bachillerato)

   Actualmente, aún hay personas que definen las corridas de toros con una palabra; arte. Tal vez la utilizan para justificar lo que hacen los toreros, matar y torturar a esa especie animal. Me refiero a los toros de lidia, a los que utilizan para enfrentarse en “igualdad de condiciones”.
   Los meten en cuartos pequeños, oscuros y húmedos en los que sólo pueden hacer una cosa, y es desorientarse. Este método lo utilizan para debilitar al animal y conseguir así la victoria del que se enfrenta a él, en este caso un torero.
   Los aficionados a las corridas de toro siguen pensado que esa “batalla” se realiza en igualdad de condiciones cuando se ve claramente que no es así, ya que antes de salir al ruedo el toro es maltratado para que el torero no tenga muchos inconvenientes para poder seguir maltratándolo y terminar matándolo.
   Lo que no entiendo es como actualmente, en un país tan avanzado, aún existan personas que consideren que una corrida de toros se hace en igualdad de condiciones y que piensen que es un arte maltratar a un animal por diversión.
   Las personas que opinan igual que yo no vemos bien que el ámbito de la política hayan aprobado esta actividad y la hayan catalogado como un bien de interés cultural, y mucho menos que se destine dinero para mantener algo divertido para ciertas personas y cruel para muchas más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada