jueves, 18 de junio de 2015

Bibliotecas móviles de combate: la guerra de los libros

BIBLIOTECAS MÓVILES DE COMBATE:
LA GUERRA DE LOS LIBROS.

Por Marcos Martínez (@euklidiadas) 
 
Continuamente escucho, de refilón, cómo en la radio o la televisión los conflictos bélicos modernos, algunos de más de 2.500 años de antigüedad, tratan a balazos de abrirse paso por mi casa a través de las ondas hertzianas. Yo trato de hacer lo posible porque esa parte de la realidad no me moleste demasiado. No, no se trata de pasividad ante la muerte y la injusticia, sino de un análisis detallado y a largo plazo de la realidad.




   Ocurre que existe una relación entre la cantidad de libros leídos por una sociedad y las muertes violentas dentro de la misma. A mayor volumen de libros (a más conocimiento) menos muertes. El conocimiento se muestra como un detrimento de la estupidez, porque una muerte de un humano a manos de otro humano solo puede significar eso: estupidez en grado sumo, desconocimiento e ignorancia. Las sociedades cultas tienden a cometer menos errores de este tipo.
   Hace tiempo, devoré en detalle toda la información que fui capaz de recopilar acerca del arma de instrucción masiva que había diseñado Raúl Lemesoff: un tanque con una fuerza instructiva de 900 libros con el que Raúl se pasea por Argentina, disparando conocimiento. Pero no solo Raúl siembra el conocimiento móvil. Por todo el mundo, bibliotecas móviles de combate contra la guerra siembran la tranquilidad y la paz futura, disparando libros y conquistando neuronas.
   Este artículo viene a reforzar el que Alejandro escribió hace un par de días sobre la evolución de esta misma web: LA PIEDRA DE SÍSIFO, desde que se creó en 2004 hasta ahora. Creo sinceramente que este blog ha contribuido (y está contribuyendo) a la paz futura, a una ampliación del conocimiento, a la expansión de la curiosidad humana. Gracias a lugares de intercambio altruista de conocimiento como este se pueden crear espacios de discusión sobre la cultura que salten las fronteras que tan absurdamente hemos dibujado sobre el mundo.
   Sobre la cultura y, en especial, sobre los libros. Porque La Piedra de Sísifo es en realidad (además de un gabinete de curiosidades) una Biblioteca Móvil de Combate. Una que no entiende de lugares, y que es accesible en todo el planeta vía web. Este pequeño reducto cultural ha crecido mucho, y estoy seguro que crecerá más con el tiempo, ampliando su capacidad de instrucción. Actualmente se dispara a razón de un artículo diario, pero si seguimos teniendo tan buenos autores, pronto una ráfaga de cultura saldrá a presión por vuestras pantallas, hiriendo de conocimiento a todo aquél que se asome,  incauto, a la pantalla.
   La Piedra de Sísifo se ha especializado en libros. Los libros son, hasta el día de hoy, uno de los transmisores de cultura más importantes. Ellos son los que, poco a poco, reducen las emisiones de guerras para convertirlas en certámenes de letras alrededor del mundo. Gracias a los libros conocemos el pasado, y podemos dibujar un futuro. Gracias a los libros, las muertes se ven un sinsentido.
   Pero para eso hay que leer. Recuerda que cada vez que regalas un libro, estás fomentando la paz de tus nietos.



(Fuente y Agradecimientos: Este artículo apareció en el blog: http://lapiedradesisifo.com, y su autor, Marcos Martínez, nos lo ha cedido para TWINTERES, gesto que agradecemos públicamente en esta nota. Gracias a él, nuestra revista del centro crece y se enriquece un poco más).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada